De inmobiliaria a proyecto de vida
Nuestra historia y la tuya tienen mucho en común

El origen de todo es nuestro amor por nuestro entorno, la Costa Brava.

Todos tenemos una historia.

A veces es la historia que nos hace y nos moldea y otras veces somos nosotros que la creamos. Sin embargo, en la mayoría de los casos, somos una mezcla de ambas opciones. De casualidades y causalidades.

En 1988, cuando se fundó Finques Cel Blau, María era una joven que estaba empezando su mundo profesional en Barcelona, en el mundo del retail, con su implicación al 100% y su talento innato por conectar y empatizar con la gente.

Sabía que, en algún momento, volvería a su querida Costa Brava, lo que no sabía era que lo que empezó como una casualidad en 1996 en la oficina de Cel Blau en la calle Especiers de Sant Feliu de Guíxols, trabajando como comercial, acabaría convirtiéndose en el proyecto de su vida hace ya casi tres décadas.

Fue en 2004 cuando asumió la gerencia de la inmobiliaria.

Desde entonces hemos sido parte de muchas historias: de inicios, de puntos finales y de puntos aparte. Momentos donde se ha movido mucha energía.

Hemos tenido la fortuna de poder cruzarnos con gente que nos ha ayudado a crecer, como personas y como proyecto. Así, en 2017, inauguramos nuestra oficina en s’Agaró para abrir una nueva línea de negocio dedicada al alquiler vacacional.

Al inicio de 2020 estábamos preparados para un nuevo reto: trasladarnos a un espacio magnético en frente del mar, en la Rambla, en la Casa Cendrós. Nuestros planes, como los de todos, se vieron alterados en tiempo y forma, pero no en esencia.

El instinto luchador siguió imperando y cuando la pandemia nos dio un respiro, pudimos mudarnos a las oficinas de nuestros sueños: un espacio protegido por la cultura, un entorno creado desde el respeto al medio ambiente y un lugar desde donde seguir haciendo realidad el sueño de tener o transformar un hogar.

Además, en nuestra nueva sede en Sant Feliu de Guíxols hemos materializado la transformación como agencia inmobiliaria sostenible.

En el diseño de las oficinas, hemos apostado por el cartón reciclado, los sistemas de ósmosis y los espacios para las bicis eléctricas. En el funcionamiento diario, hemos digitalizado los procesos para dejar la menor huella posible de nuestro trabajo en el medio ambiente.

Esta es nuestra historia y toma todo su sentido cuando se cruza con la tuya.

Juntos conseguimos hacer fácil un cambio vital en nuestras vidas, el que está relacionado con nuestra casa.

Nos encantará explicártelo con más detalle en nuestras oficinas frente al mar en la Rambla de Sant Feliu de Guíxols.

Te esperamos para tomar un café.

Contáctanos